Los hermanos Bardem, en la Antártida con Greenpeace

Los hermanos Bardem, en la Antártida con Greenpeace
28 febrero, 2018 Alto y Klaro

Los hermanos Bardem, en la Antártida con Greenpeace: “No hay otro planeta, es el que tenemos. Darle la espalda no es la solución”

En la Antártida, el termómetro del cambio climáticolas temperaturas están subiendo el doble que en el resto del planeta. Lo denuncia GreenpeaceLos actores Javier y Carlos Bardem se han subido a uno de lo buques de la ONG para sumarse a su gran lucha para proteger el planeta.

Pingüinos que suben y bajan por una ladera. En libertad. Una imagen en peligro de extinción captada por Carlos y Javier Bardem en la Antartida. Con un objetivo: concienciación para crear la mayor área marinaprotegida del mundo.

Porque el continente blanco poco a poco se derrite y se vacía. Culpa en parte de los pesqueros industriales, actualmente con vía libre para extraer Kril.

“Da de comer a las ballenas, a los pingüinos, a las focas y que ahora esta siendo muy amenazadas por la pesca industrial”, declara Javier Bardem.

La protección de este espacio ofrecería un refugio seguro a más de 9.000 especies. “Los pescan con aspiradores que lo mandan a congeladores y no paran de aspirar”, añade el actor.

Viajan con Greenpeace, que lleva años denunciando la delicada salud de la Antártida. Allí la temperatura está subiendo el doble de rápido que en el resto del planeta. “Hay un submarino que baja al fondo buscando especies marinas nuevas. Ojalá las encuentren porque así sería declarado espacio protegido”, explica Bardem.

Porque además su deshielo supondría una subida del 10% del nivel del mar: “No hay otro planeta, es el que tenemos. Negarlo o darle la espalda no es la solución”.

Un problema que nos toca de cerca aunque estemos a más de 13.000 kilómetros de distancia, porque el 80% del agua dulce del planeta proviene de la Antartida.

 

Ver más

Fuente:  lasexta.com

1 Comentario

  1. Juan José 8 meses hace

    No solo se trata de la Antártida, se trata de que deberíamos ya concienciarnos sobre lo perjudicial que es nuestro consumismo, empezar a plantearnos otra vía para subsistir, poner encima de la mesa las posibilidades reales que tenemos continuando con esta locura y empezar a valorar alternativas, porque al final esto no es sostenible y cuando nos realmente cuenta de lo cerca que estamos de la catástrofe…se que es algo ya muy utilizado, pero no deja de ser verdad…será demasiado tarde.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*